Cómo ver el eclipse de sol sin cegarse en el intento

La franja en la que podrá verse la totalidad del eclipse tiene unos 130 km de ancho.


[Ésta es una versión extendida y ampliada para la web de la nota que salió publicada en el diario Extra el domingo 23 de junio de 2019]

El martes 2 de julio al atardecer tendrá lugar uno de los fenómenos astronómicos más llamativos: un eclipse total de Sol. Se podrá ver en muchas localidades de Argentina y en la provincia de Buenos Aires la franja de visibilidad cruza una gran parte del territorio que va desde Colón a Chascomús. Es algo deslumbrante pero no tan sencillo de observar y fotografiar y, por lo tanto, es necesario contar con cierto conocimiento y elementos adecuados para no dañar los ojos y las cámaras.
La lista de localidades en las que podrá contemplarse el eclipse total en la provincia de Buenos Aires es extensa. De noroeste a sudoeste, están en el camino del fenómeno Colón, Pergamino, Junín, Rojas, Salto, Chacabuco, Alberti, Carmen de Areco, San Andrés de Giles, Chivilcoy, Mercedes, Luján, Cañuelas, Lobos, Monte, Ranchos, General Belgrano, Brandsen y Chascomús. En todos los casos, el eclipse comienza a eso de las 16.30 y llegará a tu totalidad una hora y 10 minutos después.
Un mapa completo de los lugares donde se puede ver el eclipse está en http://xjubier.free.fr/en/site_pages/solar_eclipses/TSE_2019_GoogleMapFull.html, de donde tomé mucha información para esta nota. En ese mapa, si clickean en cualquier punto les aparecerá un completo informe del porcentaje de ocultamiento solar y el momento exacto de los sucesos (en UTC, tienen que restar tres horas en Argentina).

Tips de visualización

  • El eclipse total ocurrirá en simultáneo con la puesta de Sol, de modo que habrá que buscar un lugar lo más llano posible, con horizonte abierto. En caso de estar en una ciudad será necesario subirse a un edificio lo más alto que se pueda, con el horizonte despejado hacia el noroeste.
  • Los cuidados para poder observar el eclipse son extremos. Nunca debe olvidarse que mirar directamente al Sol, por más que sea una fracción de él, puede provocar lesiones oculares y hasta la ceguera. No sirve utilizar como filtro radiografías, CDs, anteojos de Sol o los de cine en 3D. Hay que usar filtros de máscaras de soldar, anteojos especiales para eclipses que se venden en ópticas o proyectar la imagen del eclipse en una cámara oscura casera. Ésta puede hacerse de una manera muy sencilla: se toma una caja grande y se hacen dos “ventanas” en sus extremos. En uno se pega un pedazo de papel de aluminio, al que se le realiza una pequeñísima perforación con un alfiler. En el otro extremo se pone una hoja de papel blanco, o papel vegetal. El pequeño agujero en el papel de aluminio va de cara al sol, y éste se proyectará en la otra punta de la cámara oscura. Más información sobre esto, con imágenes detalladas, en este link.
  • Fotografiar el eclipse también es complicado ya que apuntarle directamente al Sol con el objetivo puede dañar el sensor de la cámara. En este caso también se recomienda el uso filtros específicos para el Sol, que se consiguen en tiendas especializadas. Son similares a los que se utilizan en telescopios para registrar manchas solares. Luego, se pueden tomar dos caminos. Uno es “acercarse” lo más posible al astro, utilizando lentes de gran distancia focal para aislarlo en el cielo. Cámaras compactas de gran zoom serán excelentes para esto, ya que se necesitará un lente de al menos 200mm. Y si lo que se desea es captar también el paisaje lo ideal es un gran angular y esperar al momento de la totalidad, como en esta imagen.
  • El momento perfecto de un eclipse total es, por supuesto, el ocultamiento completo del Sol. En esa fase, que solo dura unos minutos, es seguro observar a simple vista. La oscuridad se hace casi total, la temperatura cae y los animales hacen silencio. En medio de este dramatismo de la naturaleza se hace visible la corona solar, rodeando el círculo negro del astro rey. Acá es necesario bajar la velocidad de obturación de la cámara y si es posible usar trípode. No hay que olvidar que el Sol se pondrá durante el eclipse, lo que constituye un espectáculo único. Una recomendación: buscar si es posible un curso de agua para fotografiar el eclipse y su reflejo.
    En estas latitudes bonaerenses será el primer eclipse total de Sol en más de 200 años, y el último del siglo. Así que a prepararse, rogar que no esté nublado, y esperar que empiece el ballet cósmico.

El año que viene, en la Patagonia

Si no hay ninguna posibilidad de ver el eclipse “en vivo”, a no desesperarse. El 14 de diciembre del año próximo habrá otro similar, es decir, total de sol, que ocurrirá sobre territorio argentino. Pero habrá que movilizarse hacia el sur, ya que éste se verá en la Patagonia. Más exactamente, en una franja que va entre Junín de los Andes, en Neuquén, hasta la localidad costera de Las Grutas, en Río Negro. La gran diferencia con el de este año es que será alrededor de las 13.30, con el Sol muy alto y mucho más visible.

Marcelo Metayer Escrito por:

4 comentarios

  1. 23 junio, 2019
    Responder

    ¡Tu reconocida generosidad, Maestro! Y tu capacidad para explicar con sencillez las cosas más complicadas..
    ¡ Muchas Gracias!

    • Marcelo Metayer
      23 junio, 2019
      Responder

      Gracias a vos amigazo! Qué bueno que te haya parecido útil. Abrazo, Ito!

  2. Fushimi
    23 junio, 2019
    Responder

    A pesar que no me encuentro entre los aficionados al tema, he aprendido y celebro el gran aporte de este tutorial para los eclipseros fotógrafos
    Aprovecho para desearles a todos los fans del eclipse ,: cielo diáfano ,
    fernet with steady hand and….¡ ¡ .good photos ! !

    • Marcelo Metayer
      24 junio, 2019
      Responder

      Muchísimas gracias amigo. Saludos!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *